Ministerio Ordenado


 

 

RESPONSABLE DEL ORGANISMO: Pbro. Lugardo Vicente Alonso Enriquez
Secretario Ministerio ordenado
Director Comunidad Terapéutica “Casa Damasco”

Misión:
El Secretario para el ministerio Ordenado está al servicio de la Vicaría de Agentes de la Arquidiócesis de México, su misión es la de coordinar, animar y supervisar los trabajos de las Comisiones de: Presbiterio, Diaconado permanente, Diaconado transitorio, Pastoral vocacional, Fratesa y “Casa Damasco”.
Participa en las reuniones de planeación, revisión de trabajos y escrutinios, cuidando de que estos cumplan con la doctrina de la Iglesia Universal y las directrices pastorales de la Arquidiócesis de México.
Promueve la formación permanente y la atención pastoral del clero a través de las diversas comisiones, mismas que ofrecen subsidios y coordinan el trabajo de las vicarías territoriales por medio de los encargados del clero.
Participa asiduamente y por derecho al Senado presbiteral donde  busca aportar una visión de conjunto de las preocupaciones del clero y de sus necesidades.


Dirección de la Comunidad Terapéutica “Casa Damasco”.


El director tiene como tarea coordinar los procesos terapéuticos:

  • Coordina, anima y supervisa al equipo terapéutico y la comunidad de hermanas Pías Discípulas del Divino Maestro que se encargan de la administración de la casa.
  • Asesora a los Obispos o superiores en la resolución de las situaciones especiales que atañen a los clérigos.
  • Acuerda con los Obispos o Superiores los procesos terapéuticos, de los clérigos que lo requieren.
  • Informa y orienta a los Obispos o superiores sobre las necesidades y conveniencias de seguimiento de los procesos de los clérigos que han llevado a cabo algún proceso terapéutico.
  • Acoge, orienta, acompaña y vigila a los clérigos que reciben ayuda terapéutica.
  • De manera especial acompaña y anima a los clérigos de la Arquidiócesis de México en la etapa de seguimiento de su proceso terapéutico; que abarca las aéreas: espiritual, terapéutico y pastoral.
  • Ayuda y promueve la re-inserción a la vida ministerial de aquellos que culminan su etapa de internamiento exitosamente

    Visión:
    El secretariado, en general, vive una misión permanente específica en función de la promoción de:
  • vocaciones a la vida ministerial
  • identidad sacerdotal ministerial
  • formación permanente
  • atención social del clero
  • prevención a través de la formación humana y espiritual, que implica la formación específica en áreas tales como; acompañamiento, afectividad, comunicación, consagración,  sexualidad, identidad, grupo de auto ayuda.
  • Formación inicial y permanente del diaconado.

    Misma que realiza a través de la creación de herramientas, promoción y ejecución de proyectos.
    Permanece en búsqueda constante de medios que propicien la unidad arquidiocesana en los procesos pastorales que nos competen, siempre tomando en cuenta, respetando, e integrando las iniciativas particulares que surgen de los procesos vicariales, además  cuidando de la ejecución y promoción de los procesos propiamente arquidiocesanos.

    El secretariado en su visión de futuro pretende consolidar procesos que favorezcan la vivencia plena del ministerio sacerdotal.



Visión: Comunidad Terapéutica “Casa Damasco”.


Situación actual:

Nos hemos esforzado por mantener en funcionamiento y calidad el programa de atención a los sacerdotes, a través de los siguientes elementos:

  • Psiquiatría: terapia individual y taller de pedagogía psiquiátrica (etapas de Eric Ericson)
  • Revisión y atención medica.
  • Psicología: terapia individual y terapia de grupo.
  • Psicología Gestalt: Terapia individual y taller de crecimiento humano.
  • Espiritualidad: dirección espiritual, taller de espiritualidad, retiro espiritual mensual, Lectio Divina.
  • Liturgia: Eucaristía, adoración al Santísimo, Liturgia de las Horas.
  • Control de adicciones: Grupo AA y taller.
  • Educación física.
  • Área pastoral: ejercicio del ministerio sacerdotal sábados y domingos (sólo participan quienes no tienen impedimento canónico).
  • Reunión familiar, momento de revisión y acuerdos con el director del programa.
  • Reunión periódica del equipo terapéutico para la revisión de casos y atención a los Obispos y Superiores.


Hemos implementado recientemente un taller de control de adicciones que imparte el Dr. Gerardo González Torres  médico y psicólogo especialista en el ramo con 23 años de experiencia, actualmente ejerce en Monte Fénix y es catedrático en la Universidad Anáhuac, contamos con la colaboración de los psiquiatras Dr. Enrique Chávez León, Dra. Martha Ontiveros y Dr. Guido Belssazo miembro de la asociación Psiquiátrica Americana, además la Psicóloga Silvia Nila perito en psicodiagnóstico.

El equipo terapéutico organizó el año pasado el taller de acompañamiento para diáconos transitorios, neo-presbíteros y párrocos el cual fue evaluado por ellos mismos con excelentes calificaciones.
El servicio terapéutico actual de Casa Damasco está abierto a la participación del clérigo o religioso que lo necesite, tanto de manera externa como interna:
En la atención externa se pueden atender los casos no graves, previa evaluación se orienta al paciente en las áreas que ha de participar, las cuales pueden ser: terapia individual y/o participación de algún taller. Esta modalidad es ya una realidad al servicio de la prevención y a la que pueden ser enviados sacerdotes en búsqueda de crecimiento personal en miras a su formación permanente, así como aquellos de quienes se sospecha que necesitan ayuda pero no se cuentan con elementos suficientes para la confrontación.
En la atención interna se participa de todo el programa integral, mismo que siempre se inicia con la evaluación médica psiquiátrica, la evaluación psicológica y la revisión médica. Para esta modalidad es importante el envío explicito del paciente por parte del Sr. Obispo y previo al envío es necesario se tenga un encuentro en donde participe el Sr. Obispo, el director del programa y el Sacerdote que recibirá ayuda, para poder así establecer la alianza  terapéutica y compromisos.
La Comunidad Terapéutica en su visión de futuro pretende y se prepara para participar en proyectos que favorezcan la prevención de conflictos en la vida ministerial, a través de la ejecución de programas de crecimiento humano psicológico espiritual, en los diversos ámbitos de la vida diocesana ministerial, lo cual comprenderá talleres y acompañamiento personalizado.

Inicio